Exequatur de divorcio de Cuba en España

Exequatur de divorcio de Cuba en España

Cuando se pone fin a un matrimonio entre un ciudadano de Cuba y otro de España, y el proceso de divorcio tiene lugar en Cuba, la sentencia de divorcio no es automáticamente válida en España ni, por tanto, ejecutable.

Para que eso ocurra, es necesario tramitar previamente un procedimiento de reconocimiento ante los tribunales españoles, con el fin de valorar si es convalidable o no. Ese procedimiento se denomina exequatur.

Podemos ayudarte

Somos abogados especialistas en exequatur. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en la materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.

Contacta con nosotros

¿Es necesario el exequatur en España para una sentencia de divorcio de Cuba?

Sí, el procedimiento de exequatur es necesario para reconocer la validez en España de una sentencia de divorcio dictada en Cuba, al igual que ocurre con cualquier otra sentencia o resolución judicial dictada en un país extranjero, a menos que se trate de un estado miembro de la Unión Europea.

En el caso de Cuba, además, no existe tampoco un convenio bilateral con España que regule la forma de reconocimiento de las sentencias de divorcio, por lo que su reconocimiento necesita de la previa valoración de su idoneidad ante los tribunales de nuestro país.

El motivo es que un procedimiento extranjero puede basarse en fundamentos jurídicos no aceptados por el ordenamiento español, o vulnerar derechos reconocidos por nuestra legislación, por ejemplo.

El procedimiento de exequatur para reconocer la validez en España de las sentencias extranjeras en materia de divorcio está regulado en la Ley 29/2015, de 30 de julio, de cooperación jurídica internacional en materia civil.

¿Qué requisitos hay que cumplir para iniciar el exequatur de divorcio de Cuba en España?

Para que la solicitud de exequatur pueda ser admitida, es necesario que se cumplan los siguientes requisitos:

  1. Que la sentencia de divorcio sea firme en Cuba, es decir, que no se pueda recurrir.
  2. Que no exista ninguna causa de denegación de la solicitud, de las contempladas en el artículo 14 de la Ley 29/2015, entre ellas: que la sentencia sea contraria al orden público, que se haya dictado sobre un asunto de exclusiva competencia de los tribunales españoles, que la solicitud no cumpla los requisitos mínimos exigidos por la ley o que no exista reciprocidad entre los países en esta materia.

¿Qué documentación hay que aportar en un procedimiento de exequatur de divorcio?

Para la tramitación del procedimiento de exequatur de una sentencia de divorcio dictada por los tribunales cubanos, habrá que acompañar la demanda de los siguientes documentos:

  • La sentencia de divorcio, bien el documento original, bien una copia auténtica, y en cualquier caso, legalizada y apostillada por La Haya.
  • Un documento que acredite la firmeza de la sentencia.
  • El certificado de matrimonio. Si no se celebró en España, deberá inscribirse previamente en el Registro Civil Central, ubicado en Madrid; si ya se hizo, se podrá solicitar un certificado de este mismo registro.
  • Si la sentencia de divorcio se dictó en rebeldía del demandado, se deberá aportar un documento que acredite que se le notificó la cédula de emplazamiento.

¿En qué consiste el exequatur de divorcio de Cuba en España?

El procedimiento de exequatur de una sentencia de divorcio se inicia con la presentación de la demanda ante el juzgado de familia o el juzgado de primera instancia del domicilio del demandado. En su defecto, será competente el del lugar donde deba inscribirse el divorcio, o el del lugar donde se vaya a ejecutar. Las partes deberán actuar asistidas por abogado y procurador.

Una vez admitida la demanda, se dará traslado a la otra parte. El trámite de notificación en este tipo de procesos puede alargar los plazos considerablemente, ya que si el demandado no reside en España, será necesario notificarle a través de la embajada de España en Cuba o bien a través de los mismos tribunales cubanos.

Si el divorcio se resolvió de mutuo acuerdo, el juez puede considerar que no es necesario que el demandado se persone en el procedimiento y obviar este trámite.

El demandado tiene un plazo de 30 días desde la notificación para contestar a la demanda y alegar lo que considere oportuno.

A la vista de las actuaciones y de la documentación presentada, el juez resolverá, en su caso, aprobando con un auto el reconocimiento de la sentencia de divorcio de Cuba, y ordenando de oficio su inscripción en el registro civil donde esté inscrito el matrimonio.

Si el matrimonio se celebró fuera de España, será necesaria su previa inscripción en el Registro Civil Central de Madrid.

Tras la inscripción, la demanda de divorcio surtirá plenos efectos frente a terceros, y podrá ser objeto de ejecución en lo que proceda.

Contenidos relacionados

Comparte:
¿Por qué deberías escogernos?
Atención personalizada
Expertos en Exequatur
Facilidades de pago
Rápida respuesta
Contacta con nosotros
Puedes llamarnos al 91 025 76 87 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo .