Exequatur de divorcio de Estados Unidos en España

Exequatur de divorcio de Estados Unidos en España

Para que una sentencia dictada en el extranjero pueda surtir efectos en España, será necesario que se someta previamente a un procedimiento de reconocimiento ante los tribunales españoles, llamado exequatur.

No siempre es necesario este trámite. Solo si la sentencia fue dictada en un país no miembro de la Unión Europea.

Actualmente, no existe un convenio entre España y Estados Unidos, por lo que para poder reconocer y ejecutar en España una sentencia de divorcio dictada en Estados Unidos, será necesario someterla al procedimiento de exequatur.  

Podemos ayudarte

Somos abogados especialistas en exequatur. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en la materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.

Contacta con nosotros

¿Por qué se necesita exequatur para una sentencia de divorcio de Estados Unidos en España?

Al no existir un convenio internacional celebrado entre España y Estados Unidos para regular el reconocimiento recíproco de las sentencias y resoluciones judiciales, hay que acudir a la normativa general sobre esta materia. 

La Ley 29/2015, de 30 de julio, de cooperación jurídica internacional en materia civil es la que regula el procedimiento a seguir para el reconocimiento y ejecución en España de las sentencias extranjeras, en este caso de una sentencia de divorcio dictada en Estados Unidos.

Una vez haya obtenido el reconocimiento de los tribunales españoles, la sentencia de divorcio dictada por tribunales estadounidenses será plenamente inscribible y ejecutable en España. 

¿Qué requisitos tiene el exequatur de divorcio de Estados Unidos en España?

La demanda de divorcio que se desea reconocer en España tiene que ser una resolución firme, es decir, deben haber transcurrido los plazos disponibles para recurrir la sentencia en Estados Unidos sin que ninguna de las partes lo haya hecho. Solo así será firme y podrá someterse a exequatur de divorcio.

Además, no debe incurrir en ninguna causa de denegación del procedimiento conforme al artículo 14 de la Ley 29/2015, y así se debe hacer constar en la propia demanda de exequatur.

Pueden ser causas de denegación, entre otras, que el proceso de divorcio de que se trate fuera competencia exclusiva de la jurisdicción española, o que la solicitud no reúna el contenido y requisitos mínimos para su tramitación conforme a la ley, como, por ejemplo, no ser una resolución firme.

¿Qué documentos se necesitan para solicitar el exequatur de divorcio de Estados Unidos en España?

Habrá que presentar una demanda de exequatur, con la forma que establece el artículo 399 de la Ley de Enjuiciamiento Civil para las demandas civiles, y esta deberá ir acompañada de los siguientes documentos:

  • La sentencia original de divorcio, o bien una copia auténtica, en ambos casos, legalizada y apostillada.
  • Si la sentencia se dictó en rebeldía de la otra parte, un documento que acredite que se le entregó o se le notificó la cédula de emplazamiento.
  • Un documento que acredite que la sentencia es firme.
  • Un certificado de matrimonio español, si el matrimonio se celebró en España.
  • Si el matrimonio no se celebró en España, un certificado obtenido en el Registro Civil Central de Madrid.

Todos los documentos deberán estar traducidos al castellano o al idioma cooficial de la comunidad autónoma donde se lleve a cabo el procedimiento. 

¿En qué consiste el procedimiento de exequatur de divorcio de Estados Unidos en España?

El procedimiento se inicia con la presentación de la demanda de exequatur ante el juzgado de primera instancia del domicilio de la otra parte o, en su defecto, del lugar en que se deba ejecutar o inscribir la sentencia.

Será necesario actuar asistido por abogado y representado por procurador, y la demanda se dirigirá contra la otra parte involucrada en el divorcio, que deberá ser notificada.

En este punto, hay que tener en cuenta que, si el divorcio fue de mutuo acuerdo, es posible que el juez no considere necesario notificar, lo que puede simplificar considerablemente el procedimiento, si es que la otra parte se encuentra fuera de España.

Si se da traslado a la parte contraria, esta podrá oponerse y alegar lo que proceda, o contestar sin oposición. El juez valorará la documentación presentada y las alegaciones de las partes, y resolverá dictando un auto por el que, si nada lo impide, se reconocerá la sentencia de divorcio extranjera. 

A partir de ese momento, se podrá inscribir el divorcio en el registro civil donde figure inscrito el matrimonio, para que surta plenos efectos frente a terceros.

Si el matrimonio también se celebró en el extranjero y aún no está inscrito en el registro civil, habrá que inscribirlo previamente en el Registro Civil Central.  

Contenidos relacionados

Comparte:
¿Por qué deberías escogernos?
Atención personalizada
Expertos en Exequatur
Facilidades de pago
Rápida respuesta
Contacta con nosotros
Puedes llamarnos al 91 025 76 87 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo .