Exequatur de divorcio de Uruguay en España

Exequatur de divorcio de Uruguay en España

Hoy día, los matrimonios entre nacionales de distintos países son algo frecuente, y, como consecuencia, también lo son los divorcios. Pero cuando el divorcio se ha formalizado en el país de uno de los cónyuges, el reconocimiento en el país del otro no es algo inmediato, sino que precisa someterse previamente al trámite de exequatur.

Es el caso de un divorcio celebrado en Uruguay entre un cónyuge español y otro uruguayo: para que surta plenos efectos en España será necesario que obtenga antes el reconocimiento ante los tribunales españoles.

Podemos ayudarte

Somos abogados especialistas en exequatur. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en la materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.

Contacta con nosotros

¿Por qué es necesario el exequatur para un divorcio de Uruguay en España?

Actualmente, las únicas sentencias de divorcio que son automáticamente reconocidas en España sin necesidad de someterse a ningún tipo de procedimiento son aquellas dictadas en otros países miembros de la Unión Europea.

En los demás casos, a veces existe un convenio bilateral entre ambos países que recoge los acuerdos alcanzados en materia de reconocimiento de resoluciones judiciales, y que facilita la tramitación del procedimiento.

En el caso de Uruguay, no existe ningún convenio bilateral sobre la materia entre ese país y España, por lo que hay que recurrir a la regulación general sobre reconocimiento de sentencias que establece la Ley 29/2015, de 30 de julio, de cooperación jurídica internacional en materia civil.

Una vez que la sentencia de divorcio dictada en Uruguay obtenga el reconocimiento de los tribunales españoles o exequatur, será posible su inscripción en el registro civil procedente y podrá ejecutarse en España.

¿Qué requisitos debe cumplir la solicitud de exequatur?

Para poder solicitar en España el exequatur de una sentencia de divorcio dictada en Uruguay, se deberán cumplir las siguientes condiciones:

  1. Que la sentencia de divorcio sea firme en Uruguay, es decir, que no exista ninguna posibilidad de recurrir la sentencia en el país de origen, bien porque hayan transcurrido los plazos para hacerlo, bien porque no exista un recurso disponible.
  2. Que la solicitud no incurra en ninguna de las causas de denegación que contempla el artículo 14 de la Ley de cooperación jurídica internacional. Los motivos de denegación son los siguientes:
    • La finalidad o el objeto de la solicitud son contrarios al orden público.
    • La sentencia se dictó en un proceso cuya competencia exclusiva correspondía a España.
    • La solicitud no cumple los requisitos mínimos legales de contenido o forma.
    • El órgano ante el que se presenta la demanda no es el competente. En ese caso, este derivará la solicitud al órgano jurisdiccional que corresponda.
    • No existe reciprocidad en la materia por parte de los tribunales uruguayos con respecto a las resoluciones españolas.

¿Qué documentos se necesitan para el exequatur de divorcio de Uruguay en España?

La demanda de exequatur deberá cumplir los requisitos generales de forma y contenido que se establecen para las demandas civiles en la Ley de Enjuiciamiento Civil, y además, habrá de presentarse acompañada de los siguientes documentos:

  • El original de la sentencia de divorcio uruguaya o su copia auténtica. En cualquier caso, el documento deberá estar debidamente legalizado y apostillado con el sello de La Haya.
  • El documento que acredite que la sentencia se firme.
  • El certificado de matrimonio. Si se celebró en el extranjero, hay que inscribirlo previamente en el Registro Civil central de Madrid y solicitar allí el certificado.
  • Si la sentencia se dictó en rebeldía del demandado, será necesario aportar un documento que pruebe que se le notificó la cédula de emplazamiento.

¿Cómo se tramita el exequatur de divorcio de Uruguay en España?

El procedimiento se inicia con la presentación de la demanda de exequatur ante el juzgado de primera instancia que sea competente, que será el del domicilio del demandado o, subsidiariamente, el del lugar donde deba inscribirse el divorcio (en el mismo lugar en que se inscribió el matrimonio) o donde el divorcio deba ser ejecutado.

Para todas las actuaciones durante el procedimiento, será necesaria la intervención de abogado y procurador.

Admitida la demanda, el juez decidirá si se requiere la participación del demandado, en cuyo caso, la tramitación puede complicarse y ver dilatados sus plazos si el demandado vive fuera de España, ya que será necesario notificarle la demanda por medio de la Embajada de España en Uruguay o a través de los tribunales uruguayos.

El demandado tendrá entonces 30 días para oponerse a la demanda y alegar lo que estime oportuno. Terminado ese plazo, el juez valorará todo lo actuado, además de las alegaciones de las partes, y dictará un auto pronunciándose sobre el reconocimiento o no de la sentencia de divorcio.

Si el auto es aprobatorio, la sentencia podrá inscribirse en el registro civil competente y surtir desde ese momento plenos efectos frente a terceros.

Es importante tener en cuenta que para poder inscribir el divorcio será necesario haber inscrito previamente el matrimonio, lo que se podrá hacer en el Registro Civil central de Madrid si el matrimonio se celebró en el extranjero.

Contenidos relacionados

Comparte:
¿Por qué deberías escogernos?
Atención personalizada
Expertos en Exequatur
Facilidades de pago
Rápida respuesta
Contacta con nosotros
Puedes llamarnos al 91 025 76 87 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo .