Procedimiento de exequatur de documentos notariales extranjeros en España

Procedimiento exequatur documentos notariales extranjeros

Las resoluciones extranjeras no siempre pueden ser ejecutadas directamente en España, ya que, según cuál sea el país de procedencia, puede ser necesario someterlas a un procedimiento de reconocimiento previo por los tribunales españoles denominado exequatur.

Este trámite es indiscutible para las resoluciones judiciales, pero cuando se trata de documentos notariales, la cuestión no siempre ha estado tan clara.

Podemos ayudarte

Somos abogados especialistas en exequatur. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en la materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.

Contacta con nosotros

¿Cuándo es necesario el procedimiento de exequatur?

Solo se requiere el exequatur para el reconocimiento de las resoluciones dictadas por autoridades extranjeras en países no pertenecientes a la Unión Europea.

Por su parte, las resoluciones dictadas por autoridades de los Estados miembros de la Unión Europea gozan de reconocimiento y ejecutividad automáticas, tal y como y establece la disposición final 25.ª de la Ley de Enjuiciamiento Civil en cumplimiento del Reglamento Europeo nº 1215/2012 del Parlamento y del Consejo, de 12 de diciembre de 2012, relativo a la competencia judicial, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil.

Además, hay que tener en cuenta la posible existencia de convenios bilaterales en materia de reconocimiento de resoluciones extranjeras entre España y el país no miembro de la Unión Europea que dictó la resolución, porque puede existir algún régimen particular que matice la necesidad de exequatur.

No obstante, en la actualidad, de manera general, todas las resoluciones provenientes de países no miembros de la Unión Europea deben ser sometidas al procedimiento de exequatur en los términos previstos por la Ley 29/2015, de 30 de julio, de cooperación jurídica internacional en materia civil.

¿El exequatur es necesario también para los documentos notariales extranjeros?

En el caso de los documentos notariales, la posibilidad de obtener el reconocimiento por los tribunales españoles mediante el exequatur no ha sido plenamente aceptada por todos los órganos jurisdiccionales desde el principio.

Existen resoluciones dictadas por algunos juzgados de primera instancia que han denegado la tramitación del exequatur para documentos notariales de divorcio extranjeros, que luego han sido revocadas en apelación.

Finalmente, el criterio que prevalece es el de que las resoluciones notariales también pueden obtener el reconocimiento de los tribunales españoles mediante exequatur, al entenderse incluidas en el ámbito de aplicación de la Ley 29/2015, de cooperación jurídica internacional, de acuerdo con su artículo 43.c.

Dicho artículo define el sentido del término “órgano jurisdiccional”, e incluye, junto a las autoridades judiciales, toda autoridad que tenga atribuciones análogas a las de las autoridades judiciales de un estado, con competencia en las materias propias de la ley.

Ese es el caso de los notarios cuando realizan actos de jurisdicción voluntaria con iguales efectos que los realizados por los órganos jurisdiccionales, como ocurre en España en materia de divorcios, por ejemplo.

En este sentido, existen numerosos autos del Tribunal Supremo aclarando la cuestión (Auto del 1 de octubre de 1996, de 23 de febrero de 1999, de 21 de noviembre de 2000 o de 17 de octubre de 2006) y las resoluciones de la Dirección General de los Registros y del Notariado con fecha de 4 de junio de 2007 o de 14 de mayo de 2001.

¿En qué consiste el procedimiento de exequatur de documentos notariales?

El procedimiento de exequatur para el reconocimiento de documentos notariales sigue los mismos trámites previstos en general para las resoluciones judiciales, y que se establecen en los artículos 52 y siguientes de la Ley 29/2015 de cooperación jurídica internacional.

La solicitud se debe presentar en el juzgado de primera instancia del domicilio de la otra parte implicada en el procedimiento. En su defecto, en el lugar donde deba ejecutarse la resolución (por ejemplo, el divorcio) o donde deba surtir sus efectos. A falta de los anteriores, el juzgado de primera instancia ante el que se presente la solicitud.

Si el juez estima que es necesario notificar a la otra parte, y esta no se encuentra en España, habrá de hacerse a través de la embajada española en su país o por medio de los juzgados o tribunales de aquel lugar.

El demandado tendrá entonces 30 días para contestar y alegar lo que estime oportuno, y pasado ese plazo, el juez decidirá sobre el reconocimiento de la resolución mediante un auto. Una vez reconocida, se podrá inscribir en el registro correspondiente y surtirá plenos efectos frente a terceros, siendo ejecutable en España.

En caso de que el documento notarial cuyo reconocimiento se pretenda haya sido consensual, es decir, de mutuo acuerdo, no habrá de notificarse a la otra parte.

¿Qué requisitos debe cumplir el documento notarial para el exequatur?

El documento notarial para el que se desea obtener el reconocimiento debe reunir cumplir las mismas condiciones que las resoluciones judiciales, esto es:

  • Ser firme en el país de origen.
  • No incurrir en ninguna causa de denegación del reconocimiento de las contempladas en el artículo 46 de la Ley 29/2015 (ser contraria a derecho, invadir competencias exclusivas de las autoridades españolas, etc.).

Pero, además, es necesario que el documento haya sido dictado por un órgano que desarrolle análogas funciones que los órganos jurisdiccionales en el país de origen y en relación con las materias incluidas en el ámbito de aplicación de la Ley 29/2915.

Es decir, por ejemplo, para el caso de un documento notarial de divorcio dictado en otro país, es necesario que la función del notario esté reconocida como equivalente a la de los jueces y tribunales en aquel país, y que verse sobre una materia recogida en la ley, como es el estado civil.

En España, también está reconocida la intervención del notario para dictar resoluciones de divorcio de mutuo acuerdo, o para celebrar matrimonios también de mutuo acuerdo y en determinados casos, por lo que se admite la misma posibilidad para las autoridades de otros países.

¿Qué documentación se necesita para tramitar el exequatur de un documento notarial?

Para poder tramitar el exequatur de un documento notarial, la solicitud que dé inicio al procedimiento debe ir acompañada de los siguientes documentos

  • La resolución original o su copia auténtica.
  • Un documento que acredite que se trata de una resolución definitiva, sin posibilidad de recurso.
  • Un documento que acredite que la otra parte afectada fue notificada, en caso de haberse dictado la resolución sin su intervención, aunque en caso de una resolución notarial no parece probable que se dé ese caso.

Todos los documentos deberán presentarse debidamente legalizados y apostillados, y traducidos oficialmente por un traductor jurado.

Comparte:
¿Por qué deberías escogernos?
Atención personalizada
Expertos en Exequatur
Facilidades de pago
Rápida respuesta
Contacta con nosotros
Puedes llamarnos al 91 025 76 87 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo .